Tipos de bisagras para sus puertas

Las bisagras de las puertas son imprescindibles ya que son las encargadas de soportarlas. Ademas, las bisagras evitan una mala apertura de las mismas o robos en el caso de las puertas de entrada.

Algunas de las bisagras más comunes son:

Bisagras de libro

Son las más conocidas y utilizadas ya que resultan muy fáciles de colocar. Consisten en dos hojas en metal que se atornillan a los cantos de la puerta.

Bisagras desmontables

Son bisagras que no utilizan tornillos.

Bisagras de piano o continuas

Son como las de libro pero, más largas. Se pueden acortar si se necesita una medida especial. Ideales para puertas abatibles.

Bisagras de pernio

Son más difíciles de instalar porque requieren de un cajeado previo, por los que necesitan de la mano de un profesional.

Bisagras decorativas

Son iguales que las de libro pero, con un diseño especial para personas que le dan gran importancia la estética.

Bisagras de doble acción

Se utilizan para para puertas de doble apertura, que se cierran solas. Tienen una instalación sencilla.

Bisagras ocultas

Son utilizadas para tableros que desean abrirse como las hojas de un libro.

Goznes

Se utilizan en puertas de entrada o en pórticos.
¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir bisagras?

El tipo de puerta (Su diseño, grosor así como el peso y la altura)
La función y el emplazamiento de la puerta
El presupuesto que estamos dispuesto a gastar (el diseño y el material marcan el precio)
Para puertas exteriores hay que tener en cuenta la oxidación (son bisagras con un baño de metal)

En Puertas Olamendi, su fábrica de puertas de interior, correderas y entrada, le ayudaremos a elegir las bisagras más adecuadas para su puerta. Consúltenos sin compromiso. Calidad y precio al servicio de los más exigentes.

Puertas Olamendi, especialistas en puertas de calidad.