Uñero corredera condena

Níquel Satinado – Latón