Cómo restaurar puertas de interior

Las puertas de interior son uno de los elementos del hogar que más se estropean con el tiempo. Una buena forma de recuperar su estado es mediante una restauración sencilla.

Pasos para dejar una puerta como nueva

Repara la superficie

Primero hay que tapar los agujeros y hoyos con masilla reparadora. A continuación se lija las partes de la puerta que tengan restos de laca o barniz. Nos ayudará a que la pintura nueva se fije mejor y a igualar las partes en las que aplicamos la masilla.

Quitar los viejos herrajes

Lo primero que hay que hacer es quitar los herrajes antiguos. La tarea de y poner los nuevos, tanto picaportes como pernios la haremos más adelante.

Tapetas y marcos nuevos

Para que una puerta quede como nueva tambén es importante cambiar las viejas y marcos por unos nuevos.

Barnizar, lacar o pintar la puerta

La elección depende del material en el que esté fabricado la puerta. Si la puerta es de madera cualquiera de las tres opciones es buena. Si la puerta es de DM, entonces, hay que lacar o pintar. En el caso de puertas con cristales, debemos taparlos, especialmente los bordes. Podemos hacerlo con cinta de pintor. No obstante, si el cristal se mancha se puede limpiar con agua si es pintura plástica o con una cuchilla, con cuidado, en el caso de que se trate de otro tipo de pintura.

Montar los herrajes

Una vez que la puerta esté seca procederemos a poner los herrajes nuevos y colocar la puerta de nuevo. Ese es un paso más importante de lo que creemos ya que los herrajes nuevos, incluyendo pomos, pueden otorgarle un aspecto totalmente nuevo a nuestra puerta.

Te invitamos a que leas nuestro artículo ‘Cómo mantener las puertas en perfecto estado‘.

Puertas Olamendi, fábrica de puertas de interior, puertas correderas, puertas de entrada y suelos

Puertas Olamendi, especialistas en puertas y suelos de calidad.