Cómo mantener las puertas en perfecto estado

Las puertas de madera son muy duraderas, no obstante es importante llevar a cabo una limpieza con frecuencia para mantenerlas intactas como el primer día.

Consejos para limpiar las puertas

  • Limpiarla con frecuencia con una bayeta suave en seco o humedecida con agua.

  • Si la puerta tiene suciedad incrustada lo mejor es usar una solución de una cucharada de vinagre en un litro de agua. Humedecer una bayeta con la mezcla y pasar suavemente.

  • No usar sustancias abrasivas en la puerta como pintura o barniz ni siquiera en las partes metálicas como manillas o bisagras.

  • Protegerla con un aceite especial o barniz de poro abierto. Este producto no crea una película sobre la puerta sino que penetra en la misma dejando los poros abiertos.

  • Es importante que los barnices incluyan insecticidas y fungicidas.

  • El barniz se aplica con una brocha. Se deja actuar por 30 minutos y se retira el exceso con un paño seco.

  • Cuando la puerta esté totalmente seca se puede repetir la operación.

  • Después se debe poner unas gotas de agua sobre la madera. Si esta absorbe el agua, necesita una nueva capa de barniz. Si el agua queda sobre la madera, quiere decir que la puerta está totalmente protegida.

  • Para las puertas con cristales, lo mejor para ellos es usar un paño suave que no los raye y limpiacristales.

Cómo arreglar pequeños problemas en las puertas

No es necesario que llame a un profesional si surgen alguno de estos pequeños problemas en sus puertas:

  • Para evitar que las bisagras se pongan duras…

Lubricarlas con un poco de aceite frotando con un paño.

  • Si las cerraduras están endurecidas…

Poner un poco de aceite en la llave, introdúcela en la cerradura y gírala varias veces.

Puertas Olamendi, fábrica de puertas de entrada, puertas de interior y puertas correderas