Cómo elegir una puerta corredera

Hoy día una, de las opciones más elegidas a la hora de comprar una puerta es la puerta corredera. Y es que está llena de ventajas: ahorran mucho espacio, ayudan a unir o a separar espacios, nos aíslan de las temperaturas y aportan luminosidad. Pero ¿qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir una puerta corredera? ¿Cómo podemos acertar con la elección?

Todo lo que hay que tener en cuenta a la hora de elegir una puerta corredera

  1. El material
  • Melanina o PVC son resistentes y económicas.
  • Contrachapado recubierto con madera noble, no se deforman con el cambio de temperatura.
  1. El aspecto de la puerta
  • Puertas acristaladas opacas, traslúcidas o transparentes. Debemos elegir la puerta más adecuada según nuestras necesidades de luz en la estancia.
  • Puertas de madera con marcos de aluminio. Un clásico que nunca pasa de moda.
  • Puertas lacadas en blanco para estilos nórdico y vintage.
  1. Tener en cuenta las medidas de la estancia

Las puertas correderas son más anchas que las normales por lo que es importante medir la zona de acceso de la estancia para elegir la correcta y además resulte armónica.

  1. El precio

El precio de las puertas correderas es similar a al de las convencionales. El premarco sí suele costar algo más. pero, merece la pena si es la puerta que más se ajusta a nuestras necesidades.

  1. La calidad

Es muy importante que las piezas sean de calidad para que la puerta se coloque sin problemas.

Algunas ideas a la hora de elegir puertas correderas

  • Las combinaciones de madera y cristal en las puertas correderas queda muy bien. Otorgan luz y estilo a las estancias.
  • Encajan a la perfección en las esquinas, difíciles a la hora de separar.
  • Muy buena opción para ocultar rincones.

Puertas Olamendi, fábrica de puertas de interior, puertas correderas, puertas de entrada y suelos

Puertas Olamendi, especialistas en puertas y suelos de calidad.