Cómo elegir el acabado de tu puerta

El acabado de una puerta es tan importante como la puerta en sí. Y es que el este nos ayuda a definir no solo el estilo de tu puerta sino el de tu estancia. A continuación, te presentamos algunos acabados para tus puertas. ¿Cuál es el tuyo?
Elige los colores claros para otorgar luminosidad a tus estancias y los colores oscuros para estancias con un toque sobrio y elegante.

Si tienes una estancia pequeña y/o con poca luz apuesta por puertas en tonos claros como el blanco lacado o el roble canela . Y si lo que quieres es otorgar un extra de sobriedad y elegancia, nada mejor que los tonos oscuros.
Ten en cuenta los colores de tu estancia a la hora de elegir los acabados para tus puertas

Puedes optar por dos conceptos distintos: unificar muebles, paredes y puertas en los mismos tonos o romper y hacer contrastes.

Acabado en mate o brillo

Ambas opciones son muy buenas e igual de elegantes. Las puertas con efecto espejo quedan ideales para las cocinas y los baños, otorgan una luminosidad especial. El acabado mate queda ideal en los salones de toque informal o natural.

Elige texturas más toscas para ambientes naturales y texturas más delicadas

Si quieres salones de estilo colonial o Eco, elige puertas macizas (abeto, roble, pino) y con vetas de madera marcadas, por ejemplo. Si lo que deseas es una estancia de estilo minimalista o nórdico, por ejemplo, elige puertas más pulidas.

Elige las vidrieras para otorgar personalidad a tu puerta

Las cristaleras/vidrieras tienen la capacidad de otorgarle mucha personalidad a tu puerta además de ofrecerle mayor luminosidad y sensación de amplitud.

Si quieres la puerta perfecta para tu estancia perfecta, te invitamos a que nos descubras en Puertas Olamendifábrica de Puertas de Interior, correderas y entrada.

Puertas Olamendi, especialistas en puertas de calidad.