Cómo insonorizar una puerta

Las puertas representan uno de los elementos de la vivienda junto a las ventanas que menos resistencia al sonido presentan, normalmente por los materiales empleados, por la estanqueidad del cierre o por la densidad de la propia hoja. Aunque aislar completamente los ruidos que penetran a través de una puerta es una tarea complicada si es posible reducir una gran parte del ruido. Para ello os presentamos varias opciones a considerar que nos ayudarán a reducir las molestias generadas por los ruidos externos al otro lado de una puerta de entrada por ejemplo.

Opciones a tener en cuenta:

1-Reemplazar la puerta

En el mercado hay una gran variedad de puertas insonorizadas con diferentes grados de aislamiento al sonido las cuales se basan para conseguirlo en su composición, espesor y tipo de cerramiento como características principales. Es importante realizar una medición acústica para conocer el nivel de ruido que nos ayude a conocer la puerta capaz de soportar el grado medido.

Diseño de la puerta
Las puertas acústicas suelen ser fabricadas en madera o chapa de acero las cuales muestran mayor aislamiento al sonido que las primeras ya que las de madera acaban centrándose más en su aspecto estético. Por otro lado, cuanto mayor tamaño y número de hojas tenga la puerta menos aislamiento ofrecerá.

Otro factor influyente es añadir un umbral en la parte inferior cerrando el perímetro del marco lo que se traducirá en una mayor estanqueidad pero un pequeño riesgo por posibles tropiezos.

Tamaño del marco y de la hoja
En Olamendi somos especialistas en la confección de puertas a medida para adaptarlas al espacio que se desee sea cual sea el objetivo. En el caso del aumento de la insonorización será un factor favorable que el ajuste del marco y la hoja sea lo más preciso posible en cuanto a medidas. Al mismo tiempo es recomendable acortar el tamaño del paso de la puerta, ya que se reduciría la superficie ocupada por la hoja y con ello el área de resistencia al sonido externo.

Somos especialistas en la confección de puertas a medida que te ayuden a reducir el ruido

Puerta de entrada

Complementos para aislar
Diferentes elementos añadidos a la puerta nos ayudarán a ganar resistencia contra el sonido externo, pomos, visores acústicos, umbrales o juntas de goma en el propio marco que faciliten más presión de la hoja representan varias opciones válidos para ganar algo de resistencia.

Instalación de la puerta
A la hora de colocar la puerta es clave que se haga correctamente, puesto que si no está debidamente instalado disminuirá en gran parte la insonorización aunque la propia puerta tenga facultades para insonorizar.

2-Añadir una segunda puerta

Esta es una alternativa económicamente más barata que una puerta insonorizada y debería ajustarse a las necesidades y espacio que necesite cada persona. Si el presupuesto no es lo suficientemente alto como para añadir una segunda puerta también se pueden emplear algunos remedios caseros.

-Forrar el lado interior de la puerta, se recomienda forrarlo con espumas para el aislamiento, ya que permiten una reducción del ruido.

-Forrar el lado exterior de la puerta, es conveniente añadir una lámina plástica, por ejemplo de poliuretano expandido o lámina mineral.

-Por último, si en el marco existen huecos debido a una incorrecta construcción y demás cosas, se podrían hacer huecos en varios lados e introducir espuma de poliuretano para cerrar todos los orificios por los que recorre el sonido.

Olamendi está especializado en la construcción de puertas a medida pídenos información sobre cómo ayudarte para contar con una puerta con buena resistencia al ruido.