Qué sentido de apertura escoger para una puerta

Elegir el sentido en que abriremos una puerta es tan importante como otras consideraciones a la hora de comprar una puerta. Aunque, los profesionales nos asesorarán a este respecto es importante que tengamos en cuenta algunas cuestiones ya que dependiendo de cómo las instalemos nos restará más o menos espacio que quizás necesitemos para otros usos entre otros factores a concretar.

¿Qué tipos de puertas existen en función del sentido de apertura?

De derecha o izquierda

Ambos son válidos, van en función de las características de nuestra estancia. El sentido se tiene en cuenta desde la parte en la que vayamos a impulsar la puerta para aperturarla hacia la estancia a donde nos dirigimos, otra habitación, la cocina, … Por ejemplo si alejamos la hoja hacia la izquierda será una puerta con sentido de izquierda.

La mayoría de puertas se deben instalar con apertura hacia dentro a no ser que por falta de espacio tengamos que instalarla con apertura hacia fuera.

Hacia fuera o hacia dentro

Las puertas que abren hacia nosotros solo existen para necesidades puntuales es algo inusual y en la práctica no suelen utilizarse. Trasteros o baños con un espacio muy reducido y que nos obligan a esta solución de apertura hacia fuera porque quizás tampoco haya opción a instalar una puerta corredera…

Puerta con apertura hacia interior y sentido de izquierdas

tips que se deben tener en cuenta a la hora de elegir el sentido de la puerta

1. Elija el sentido correcto para ahorrar espacio

Dependiendo del sentido de apertura que elijamos, nuestra puerta abierta puede ahorrarnos espacio o, por el contrario, consumirnos parte de éste. Es importante que estudiemos la mejor opción en nuestro caso dependiendo del espacio del que dispongamos a cada lado de la puerta y la disposición de los muebles.

2. Si el hueco de una puerta está próximo a una esquina, debe abrirse hacia esa esquina

De este modo, el resto de la estancia quedará libre y no obstaculizará elementos de la casa, al tiempo que aprovecharemos ese hueco que no nos servía de nada.

3. Hay que tener en cuenta el interruptor

El interruptor debe quedar en la pared que queda libre al abrir la puerta. Un detalle importante que puede pasarse por alto.

4. Si hay algún mueble que rodear

Si hay algún mueble que vamos a rodear como una cama o un sofá, por ejemplo, hay que abrir la puerta en el sentido contrario.

Y por último, si a pesar de todas estas consideraciones quiere ahorrar mayor espacio en su hogar, opte por las puertas correderas.

Conoce más a fondo las partes de la hoja de una puerta Olamendi ha click en el siguiente artículo, te lo explicamos al detalle: LA HOJA AL DETALLE

Puertas Olamendi, especialistas en puertas de calidad.

Puertas de entradapuertas de interiorpuertas correderas.