Las puertas lacadas están de moda

Hace unos años se llevaban mucho las puertas en provenzal o sapely y sin lacar. Aunque, siguen siendo todo un clásico han dejado paso a las puertas lacadas. ¿Qué es una puerta lacada? ¿qué ventajas tiene? ¿cómo se limpian?

¿Qué es exactamente una puerta lacada?

Una puerta lacada es una puerta a la que se le aplica una laca mediante pulverización con pistola.

Ventajas de las puertas lacadas

  • Son más resistentes

Esto se debe a que son menos sensibles a los cambios de humedad y temperatura debido a las múltiples capas de pintura que tienen.

  • Son muy fáciles de limpiar

Al tener una superficie tan brillante y lisa no necesitan más que un paño con agua y jabón neutro.

  • Ofrecen muchos modelos

Aunque, las puertas blancas lacadas son las más demandadas, también se pueden encontrar en colores más clásicos como el color roble o el nogal.

¿Cómo se limpian las puertas lacadas?

  • Se deben limpiar a diario.
  • Hay que evitar los productos caústicos o abrasivos.
  • Las manchas se pueden eliminar con un poco de alcohol diluido en agua. Nunca solventes ni estropajos.
  • En el caso de arañazos se pueden disimular con laca del mismo color.
  • Para prolongar la vida de las puertas lacadas se puede utilizar cera incolora de calidad. Además, la protege frente a golpes y sella arañazos y astillas.
  • Si la puerta es blanca hay que instalarlas en lugares donde no reciban los rayos del sol para que no se amarilleen.
  • Los marcos de las puertas se pueden limpiar con unas gotas de vinagre mezcladas con aceite y previamente calentadas. Se aplica la mezcla fría sobre la puerta y se frota con un paño. También, se pueden limpiar con un poco de amoniaco disuelto en agua.

 

Puertas Olamendi, fábrica de puertas de interior, puertas correderas y puertas de entrada.

Puertas Olamendi, especialistas en puertas de calidad.