Cómo pintar puertas de madera

Como hemos comentado en numerosos artículos, las puertas representan un elemento decorativo y visual muy importantes dentro del conjunto de una vivienda. Por este motivo deberemos mostrar especial atención a su restauración si decidimos reutilizar nuestras puertas de interior prolongando así su vida útil. Una vez tengamos preparada las puertas de interior con las correcciones que necesite deberemos afrontar el pintado de éstas escogiendo una pintura adecuada para madera y cuyo color combine adecuadamente con el resto de la decoración de la vivienda.

Antes de empezar a pintar
Deberemos proteger las partes de la puerta que no deberán ser pintadas como la manilla, pomos, cristales si los tiene, etc.. una cinta adhesiva pegada en los límites a pintar nos servirá para pintar la puerta sin riesgos. Es importante lijar la puerta antes de aplicar la pintura para evitar imperfecciones una vez pintada la puerta.

Una vez preparada la puerta empezaremos aplicando capas de pintura finas pintando con un rodillo de abajo hacia arriba posteriormente nos apoyaremos también en una brocha que te ayude a llegar hasta los pequeños rincones a donde no se puede acceder con el rodillo.

A continuación aplicaremos la segunda capa de pintura para lo cual hay que dejar secar la primera capa de pintura aplicada y seguidamente volver a lijar la puerta antes de aplicar la segunda capa sobre la puerta tras la cual y una vez seca es recomendable volver a lijar para conseguir un acabado más suave y liso. Como detalle final, es posible que necesitemos una capa de barniz si queremos un toque más brillante.

Una vez terminada la fase de la pintura solo nos quedará quitar la cinta adhesiva y colocar las manillas o pomos para disfrutar del nuevo color aplicado sobre nuestras puertas de interior.

 

Puertas Olamendi, fábrica de puertas de interior, puertas correderas, puertas de entrada y suelos

Puertas Olamendi, especialistas en puertas y suelos de calidad.